Personalidad Histrionica

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD HISTRIONICA

Este trastorno se caracteriza por la emotividad generalizada y excesiva, y el comportamiento de búsqueda de atención, empieza en el comienzo de la edad adulta y se da en determinados contextos, suelen buscar ser el centro de atención, si no lo consiguen se sienten incómodos y despreciados.
Son vivaces y dramáticos y llaman la atención, y seducen a los demás por su entusiasmo y ser aparentemente muy abiertos y seductores, aunque esto disminuye a medida que ellos piden y consiguen ser el centro de toda la atención. Si no consiguen la atención que quieren manipularán para hacerlo.
El aspecto, comportamiento y la actitud de estos sujetos suelen ser inapropiadamente provocadores y seductores desde el punto de vista sexual, no se da solo hacia las personas por las que tienen un interés amoroso, sino hacia otras personas en el contexto social, laboral y relacional de esta persona, fuera de lo que seria normal para este contexto.

personalidad-histerica-4

La expresión emocional puede ser superficial y rápidamente cambiar, es para ellos muy importante el aspecto físico, lo utilizan para llamar la atención, quieren impresionar, y gastan tiempo, dinero y energías en vestirse y acicalarse, si llegan a recibir una crítica sobre su físico pueden influirles mucho.
Su forma de hablar es excesivamente subjetiva y carente de matices, pueden tener demostraciones afectivas públicas, que pueden ser molestas para otras personas o amigos, por ejemplo abrazando a gente que conoce desde hace poco tiempo etc….
Estos sujetos son altamente sugestionables, su opinión y sentimientos son fácilmente influenciables por los demás, y por las modas del momento.
Confían mucho en personas de autoridad, que piensan que les van a resolver los problemas de forma mágica; tienen a veces presentimientos y adoptan convicciones con rapidez, consideran las relaciones personales en general más íntimas de lo que en realidad son, suelen evadirse hacia la fantasías románticas.
Expresan a veces opiniones contundentes con un aspecto dramático, con argumentos subyacentes vagos y difusos, no se apoyan en hechos ni en pormenores claros.
Estos problemas les pueden complicar, que pueden llegar a mantener una intimidad emocional, en las relaciones románticas o sexuales sin tener conciencia de ellos, frecuentemente hacen un papel en las relaciones con los demás victima, princesa etc…
Pueden manejar con facilidad la manipulación emocional o la seducción, con gran dependencia de la persona que quieren seducir; son rechazadas por las amigas por demandar demasiada atención hacia ellas mismas.
Respecto al tema del riesgo de suicidio, aunque en muchos casos se han visto, que son suicidios para llamar la atención y coaccionar mejor a las pesonas que se ocupan de ellos.

Este trastorno se ha asociado a tasas altas de trastornos de somatización, de conversión y trastorno depresivo mayor, a veces se parece al trastorno de personalidad limite, narcisista, antisocial y por dependencia.

personalidad-histerica-3
La prevalecía del trastorno es de un 2 a 3 % en la población general, y de un 10 a un 15% en los centros de salud mental, tanto hospitalarios como ambulatorios, es mucho mayor la presencia en mujeres que en hombres.
Es de destacar su muestra de autodramatizacion, de autoridad y exagerada expresión emocional, la seducción no es con un fin de buscar una relación de pareja, es seducir por seducir.
Criterios según el DSM-5, sobre el Trastorno Histriónico de la Personalidad..
A. Un patrón general de excesiva emotividad, y una búsqueda de atención, que empiezan al principio de la edad adulta, y que se daban en diversos contextos , como lo indica cinco ó más de los siguientes ítems: (1) No se siente cómodo, en las situaciones donde no es el centro de atención.

personalidad-histerica-1

(2) La interacción con los demás, suele estar caracterizada por un comportamiento sexualmente seductor y provocador.
(3) Muestra una expresión emocional superficial y rápidamente cambiante.
(4) Utiliza permanentemente el aspecto físico, para llamar la atención sobre sí mismo.
(5) Tiene una forma de hablar excesivamente subjetiva y carente de matices.
(6) Muestra autodramatización, teatralidad, y exagerada expresión emocional.
(7) Es sugestionable, por ejemplo, fácilmente influenciable por los demás o por las circunstancias.
(8) Considera sus relaciones más íntimas de lo que son en realidad